2015, aprovecha el año del euro débil en tus exportaciones

Pymes | 12/02/2015

El 2015 es el año del euro débil, uy ante un euro débil cabe aprovecharlo desde el punto de vista empresarial para incrementar las exportaciones y buscar compradores o socios en empresas relacionadas con aquellas divisas que se han apreciado.

El final del 2014 y este arranque del 2015 están marcando un fuerte cambio de inflexión en los mercados de divisas. Estaríamos ante el fin, por el momento, del reinado del euro fuerte, con su depreciación ante su competidor natural el dólar ( y por supuesto frente a otras divisas como el franco suizo). Ahora, ante este panorama que parece marcar una clara tendencia bajista de nuestra moneda, cabe preguntarse cómo, en el 2015, podemos aprovechar este euro débil.

Para ello vamos a pararnos a pensar por un momento en los orígenes de esta depreciación, para luego ver qué estrategia podemos usar de cara a beneficiar nuestras lineas de negocio. Obviar todo lo que está pasando respecto al euro y el resto del mercado forex en nuestros planes de negocio no sólo dificulta nuestra gestión, es que es sumamente irresponsable.

¿Qué esta pasando en el mercado forex?

¿A qué se deben estos movimientos en los mercados de divisas?, ¿qué explica una caída del euro frente al dólar en unos cuantos meses de tal calibre que haga que se vuelva a hablar de la posible paridad euro dólar?, ¿no era uno de los atributos del euro su estabilidad?

Conviene recordar que los tipos de cambio vienen a reflejar, además de las políticas monetarias o fiscales la realidad económica de las sociedades que las emiten, las expectativas respecto a las mismas, y todo ello puesto en relación con el resto de actores en el mercado. Parafraseando a aquella ya vieja película, algo pasa con el euro. Y lo que pasa tiene relación, por ejemplo, con los siguientes hechos.

  • La confirmación de que Europa no acaba de arrancar económicamente, de que los motores del crecimiento como Alemania, apenas dan más de si.
  • El punto anterior tiene manifestaciones concretas como la griega, con el caso Syria y las tensiones en la zona euro. Es posible que en términos númericos no sea relevante, pero desde luego puede ser una espoleta psicológica para los mercados y no transmite valor al euro precisamente.
  • Frente a esta situación, tenemos el que podríamos denominar como Plan Draghi, un QE a la europea, de compra masiva de activos por parte del BCE, que supone inyecciones monetarias, lo que presionará a la baja la cotización de la divisa.
  • Esta depreciación puede ser la traducción también de una apuesta europea por las exportaciones, frente al euro fuerte contra la inflación que parecía ser la marca de la casa y que apenas hacía daño a las exportaciones de alto valor añadido alemanas pero sí a las de otras zonas de Europa donde el factor precio era relevante.
  • La tendencia en los EEUU es justo la contraria, están replegando su QE, poniendo fin a su plan de estímulos económicos y drenando liquidez, lo que impulsa el dólar al alza.
  • El caso Suiza es un ejemplo de que los Bancos Centrales no son omnipotentes y que no pueden luchar permanentemente contra el mercado, fijando tipos de cambio artificiales a costa de expandir su balance.

Ante este nueva relación de fuerzas en los mercados de divisas, ante este debilitamiento del euro que parece haber venido para quedarse, e incluso puede acentuarse en próximas fechas con alguna sacudida violenta por la inestabilidad en la zona euro, ¿qué pódemos hacer?

Aprovéchate de un euro débil

La primera de las opciones parece clara: exportar. Si lo hacíais, exportad más, si no lo hacíais, se os abre una ventana de oportunidad, y todo ello en un doble sentido:

  • Con un euro más bajo se gana competitividad en precios, lo que unido a la calidad que destila la marca Europa puede ser un ticket de éxitos.
  • Si nuestro producto o servicio nos permite mantenerlos precios en nuestras exportaciones nuestros márgenes comerciales se disparan.

Ahora bien, conviene tener claro que estas depreciaciones no son milagrosas:

  • A medio y largo plazo, y más en económicas como la nuestra, la perdida de poder adquisitivo de la divisas encarece la energía, las materias primas, etc, lo que va diluyendo en cierta medida el primer efecto positivo, por lo que es conveniente aprovecharlas pero ir un paso más allá y anticiparse a este segundo efecto (por no haber de que esta por ver a quién va a colocar Europa todo ese excedente comercial, quién va a hacer de tractor de la economía mundial en definitiva).
  • Por otro lado, tal como hemos comentado, puede haber movimientos bruscos en los mercados. Por eso conviene ir de la mano con expertos financieros, y después de definir nuestras expectativas y nivel de riesgos, contratar algún tipo de cobertura total o parcial de los riesgos de divisa para evitar quedarnos pillados ante la evolución de los tipos de cambio.

Cuando hablamos de exportaciones es destacable que en España se obvie habitualmente el primer sector "exportador", el turismo. Si pertenecemos al mismo debemos hacer especial hincapié en el mercado foráneo, especialmente en el de los turistas norteamericanos, que por volumen y poder adquisitivo son un objetivo comercial de primer orden. Reflexionemos, ¿se lo ponemos facial a la hora de pagar, contamos con el TPV adecuado, por ejemplo?

Para acabar no debemos olvidar la posibilidad de que la apreciación del dólar o del franco suizo incremente las opciones de venta de empresas, filiales, etc, a corporaciones fondos de inversión de dicho ámbito de influencia. En caso de que tengamos puesto el cartel de venta a algún activo empresarial o estemos buscando socios financieros deberíamos sondear entre este tipo de candidatos.

Curiosamente, si la situación empeorase mucho, si se produjesen bruscos episodios de calidad del euro, siempre y cuando estaríamos en liquidez podríamos optar por el movimiento contrario, sondear la posibilidad de comprar participaciones empresariales interesante es en manos de inversores extranjeros que, por política de riesgos opten por deshacer su inversiones en la zona euro.

Más información | enPositivo, El Mundo

En BBVA con tu empresa | Cómo se calcula el precio de un seguro de cambio, ¿Cómo elegir el país para exportar?

Imagen | ganessas