4 consejos para mejorar la seguridad de tus correos electrónicos

Comercios | 28/03/2017

El e-mail es, posiblemente, la herramienta de comunicación más utilizada en el ámbito empresarial y, sin embargo, muchos de sus usuarios desconocen estas sencillas pautas de seguridad que a continuación compartimos.
La seguridad del email depende de todos nuestros trabajadores, de ahí la importancia de ofrecer formación sobre ciberseguridad
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Un gran porcentaje de los problemas de ciberseguridad de las pymes y autónomos españoles se producen a través del correo electrónico. Tiene sentido, si tenemos en cuenta que el e-mail es la puerta de entrada más utilizada para recibir comunicaciones electrónicas. Sí, puede que What’sApp termine algún día por suplantar al correo electrónico como la forma cotidiana de comunicación, pero hasta que ese día no llegue, es mejor tener muy en cuenta las recomendaciones sobre seguridad en el correo electrónico que nos ofrece el Instituto Nacional de Ciberseguridad –INCIBE-.

1.       Sospecha siempre de remitentes desconocidos

La precaución es siempre la mejor aliada en internet, pero especialmente a la hora de gestionar nuestro correo electrónico. Por eso es imprescindible que todos los empleados de nuestra empresa extremen las precauciones a la hora de abrir un correo de un remitente desconocido, sobre todo si este correo viene con un archivo adjunto.

De la misma forma, en este tipo de correos sospechosos es importante no pinchar ningún enlace, porque también a través de esos links se nos pueden colar virus o malware muy perjudicial para nuestra empresa.

Ante la duda, lo mejor es ponerse en contacto con nuestro informático, no pinchar en el enlace o no descargar el archivo adjunto que viene en el e-mail.

2.       Evitar enviar información crítica sin cifrar

Por norma general, los correos electrónicos que enviamos no están especialmente protegidos contra terceros, es decir, están sin cifrar. Según el INCIBE, “esto quiere decir que cualquiera, a través de técnicas no muy complejas, podría leer el contenido de nuestros mails”.

Por lo tanto, a la hora de enviar información crítica o confidencial, es buena idea cifrar el correo electrónico o enviar esa información comprimida bajo diferentes protocolos de seguridad.

Para recurrir a este tipo de soluciones, lo mejor es consultar a un profesional informático o, en su defecto, acudir a aplicaciones que permiten el envío de correos electrónicos cifrados, como Enigmail, GPG o la extensión de Google Chrome, Mailvelope – todas ellas recomendadas por INCIBE.

3.       Cuida con quién y cómo compartes tus cuentas de correo

Una de las mejores maneras de evitar problemas de seguridad a través del e-mail es previniendo que desconocidos con intenciones ‘delictivas’ se hagan con nuestra dirección de correo electrónico. Por eso, los expertos en seguridad recomiendan que, más allá del correo de información o contacto que es imprescindible para darle al usuario una vida de comunicación, evitemos compartir en redes sociales y páginas webs los correos de nuestros empleados o el nuestro.

Los ciberdelincuentes cuentan con herramientas específicas para escanear redes sociales y páginas web en busca de correos a los que ‘spammear’. Mejor no darles el gusto de compartir las cuentas corporativas de uso cotidiano.

4.       Desactiva la lectura en HTML de los correos electrónicos

El HTML es el encargado de darle ‘vida’ a muchos de los correos electrónicos que recibimos, ya sea a través de diferentes tipografías o colores, imágenes, etcétera. Según el INCIBE, este formato “también permite incluir un lenguaje de programación denominado JavaScript [….]  que también se puede ‘mal’ utilizar para hacer que los spammers verifiquen que la dirección de correo electrónico está activa o redirigir el navegador web del usuario a una página web maliciosa que acabe infectando nuestro ordenador”.

Por eso, lo mejor es desactivar la lectura en HTML cuando realmente no sea una funcionalidad que necesitamos. Es solo una de las muchas precauciones que podemos seguir en el día a día de nuestra empresa no solo nosotros, sino el conjunto de nuestros empleados.

En BBVA con tu empresa | Contraseña123 o cómo mejorar la ciberseguridad de tu pyme