B Corp, las empresas que van más allá de la Responsabilidad Social Corporativa

Pymes | 31/05/2017

Los nuevos emprendedores ya no se conforman con crear un negocio que les reporte beneficios; el lado ético y social de las empresas es hoy un activo más que iniciativas como B Corp pretenden convertir en relevante.
Los negocios B Corp, que son mayoritariamente pymes y startups de nuevo cuño, pretenden ganar dinero, pero de forma socialmente responsable
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

En la actualidad, la Responsabilidad Social Corporativa y Empresarial están cobrando protagonismo dentro de las tendencias empresariales. A los balances de cuentas y demás informes económicos que las empresas han venido esgrimiendo de forma tradicional para mostrar su éxito, se suman ahora todo tipo de documentos y ‘libros blancos’ que muestran el impacto positivo que la actividad de un determinado negocio tiene en su ámbito de influencia – al margen de la creación de empleo y dinamización de la economía local-.

Se trata, en definitiva, de poner en valor la actividad de la empresa más allá de lo puramente económico. Y ahí es donde entra B Corp, un paso más para reivindicar el papel de las empresas socialmente comprometidas con el desarrollo socio-económico de su entorno.

El movimiento B Corp

El movimiento empresarial B Corp está compuesto por más de 2.000 empresas de 50 países diferentes, que han decidido fomentar el impacto positivo de su empresa en su ámbito de actuación, incluso por encima de los resultados económicos. Esto se concreta en el respeto y seguimiento de una serie de reglas autoimpuestas en temas sociales y medioambientales cuando no, directamente haciendo de la misión de la empresa el cambiar determinados problemas en su área de influencia.

Es importante señalar que estas empresas no son ONG; los negocios B Corp, que son mayoritariamente pymes y startups de nuevo cuño, pretenden ganar dinero y crecer con el tiempo, pero supeditan el resultado económico a convertirse en un actor de cambio. Lo explican los propios responsables del movimiento en España – en donde ya se han adherido 33 empresas- “estamos dinamizando una comunidad empresarial capaz de construir una mejor sociedad, en la que las empresas contribuyan a generar un beneficio global”.

¿Por qué convertirse en una B Corp?

Una buena manera de demostrar de manera objetiva que la nuestra es una empresa social o medioambientalmente responsable es obtener el certificado B Corp. En España esta distinción todavía no se ha extendido, pero dadas las tendencias actuales, es probable que en el futuro este tipo de certificados sean un elemento diferenciador para las empresas que los consigan.

Además, el propio proceso de obtener el certificado B Corp será de por sí un elemento a valorar dentro de la empresa, ya que el proceso exige un importante análisis del negocio, algo que puede ayudar a pulir errores o ineficiencias dentro de la propia empresa.

Para convertirse en una B Corp hay que comenzar un proceso de validación cuyo punto de inicio es una autoevaluación de nuestra propia empresa, que podemos hacer de manera online. En el cuestionario se abordarán temas como los recursos humanos o el impacto medioambiental de la empresa; es un primer paso en el que se nos otorgará una puntuación y, en base a esta, podremos continuar con el proceso o recibir comentarios sobre qué puntos en concreto son los que nuestra empresa necesita mejorar.

Posteriormente habrá que facilitar todo tipo de información para demostrar con números y hechos que somos una empresa socialmente responsable. Este proceso, requerirá de tiempo y esfuerzo por parte de la empresa, terminará con un certificado de B Corp válido por dos años.

Así, junto con los certificados ISO, este movimiento B Corp que recientemente ha desembarcado en España puede ser un refuerzo más para las empresas que quieran tener una política de Responsabilidad Social Corporativa seria y contrastable.

En BBVA con tu empresa | Los enemigos de la Responsabilidad Social Empresarial


ctawf1_post_step1a