Bulos de la web: comparar el coste de la seguridad social de autónomos en Europa

Cuota Seguridad Social autónomos

Autónomos | 05/03/2015

Decir que en España en general se paga mucho por las cuotas de la Seguridad Social no es correcto

Cada cierto tiempo, cobra protagonismo el tema del importe de la cuota de la Seguridad Social en España comparado con el de otros países europeos. Es cierto que este pago no agrada a muchos profesionales, que piden que se adapte a la realidad del trabajador independiente de hoy en España, pero no es verdad que en nuestro país se pague mucho más que en otros vecinos europeos. Al menos como norma , como desde algunos frentes se apunta. Se trata de un bulo o una información inexacta que circula por la red.

La cuota de la Seguridad Social en España

En España, los trabajadores en el régimen especial de autónomos de la Seguridad Social deben pagar una cuota en base a su estimación de ingresos mensuales o diarios, esto es, en función de lo que se llama la base de cotización. En 2015, esta base está fijada en un intervalo de valor mínimo 884,40 euros/mes y máximo de 3.606,00 euros/mes.

Por tanto, el trabajador autónomo debe elegir su base de cotización dentro del intervalo y pagar la cuota de la Seguridad Social en consecuencia, aunque, en función de su edad y base actual, existen algunas limitaciones. Así, el autónomo pagará una cuota que oscila entre los 264,44 y los 1.217,03 euros/mes, en función de la base elegida y de si incluye la cobertura de contingencia profesional y cese de actividad.

Estos valores pueden reducirse en función de las bonificaciones en las que pueden encajar algunos trabajadores autónomos. Por ejemplo, actualmente existen bonificaciones como las siguientes:

  • Tarifa plana de autónomos: inicialmente se planteó para jóvenes, pero hoy pueden optar a ella los profesionales de cualquier edad que no tengan empleados a su cargo y que no hayan estado de alta en el régimen de autónomos en los cinco años anteriores. Consiste en una serie de bonificaciones sobre la cuota mínima de la Seguridad Social, que la minoran hasta los 50 euros y que van reduciéndose con el tiempo, hasta los dos años, momento en el que se debe pagar la cuota completa.

  • Bonificaciones para colectivos especiales: consiste en la reducción de la cuota a pagar para colectivos con necesidades especiales, como son: los discapacitados, los trabajadores autónomos de Ceuta y Melilla, los jóvenes, los mayores de 65 años, los trabajadores que estén de baja por maternidad o paternidad.

En resumen, en España se puede pagar una cuota de la Seguridad Social como trabajador del Régimen de Autónomos que oscila entre los 264,44 y los 1.217 euros/mes, en función de cada caso, pudiendo bajar la cuota mínima hasta los 50 euros, si se trata de algún colectivo que puede optar a una bonificación.

La cuota social en otros países europeos

En otros países de Europa existen esquemas similares al de la Seguridad Social, en el que los trabajadores autónomos pagan una cuota mensual para poder optar a diversas coberturas por baja, incapacidad, pensión de jubilación, entre otras. Uno de los mitos que circula por diversos canales es que en muchos países como UK, siendo el coste de la vida mucho mayor, se paga menos que en España. Sin embargo, esta información no es correcta porque es inexacta.

En primer lugar, afirmar que en Europa se paga menos por los seguros sociales que en España es falso e inexacto porque hay una casuística amplia y es complicado poder generalizar. Es decir, si se coge un colectivo concreto, es posible que en otro país como Reino Unido o Francia el trabajador pague menos que en España, pero esta situación no puede ser tomada como la base para generalizar y decir que esto ocurre siempre así, al menos si lo que se pretende es realizar un análisis mínimamente serio.

Por ejemplo, en Reino Unido es cierto que hoy se paga un importe muy bajo en concepto de seguros sociales como trabajador autónomo si se obtienen ingresos menores que 7.750 libras al año (645 libras/mes), que al cambio son hoy 10.700 euros (892 euros/mes). Esto es porque el trabajador queda encuadrado en el segmento Class 2 y el pago apenas le da derecho a coberturas muy básicas (pensión básica del estado, maternidad y muerte).

Cuando se incrementa el nivel de ingresos y se supera el volumen máximo de los Class 2, resulta que la cosa cambia y bastante. Por encima de las 7.750 libras/año, además de pagar los seguros como autónomo en la Class 2, toca pagar también la cuota de Class 4, que incluye más coberturas (pensión básica, pensión adicional, maternidad, muerte y desempleo). Esto lo explicó con detalle Ricardo Galli hace tiempo en su blog personal.

Por tanto, si los ingresos pasan a ser de 2.614 libras/mes, cantidad equivalente a la base máxima de cotización en España para 2015, 3.606 euros, en concepto de seguros sociales deben pagarse 542,27 libras (747 euros). Esta cantidad sigue siendo sensiblemente menor que la que se pagaría en España cuando se cotiza por la base máxima, entre 1.217,03 euros/mes. Pero, ¿qué ocurre con el modelo inglés si se amplía el volumen de ingresos mensuales? Y además, ¿estas cantidades dan derecho a percibir las mismas coberturas o hay diferencias?

Si se amplían los ingresos a las 5.000 libras al mes (6.900 euros/mes), el volumen de pago por los seguros sociales asciende a 1.435 libras al mes (1.980 euros), lo que supera ampliamente el importe que se pagaría en España por unos ingresos equivalentes. En la siguiente tabla, se puede ver el resumen de estos casos:

Base de cotización mensual

Cuota mensual a pagar en Reino Unido

Cuota a pagar en España

Hasta 645 libras (892 euros)

De 0 a 11 libras (15 euros)

De 50 a 264,44 euros

2.614 libras (3.606 euros)

542,27 libras (747 euros)

De 1.079 a 1.217 euros

5.000 libras (6.900 euros)

1.435 libras (1.980 euros)

De 1.079 a 1.217 euros

Si se extiende la comparativa a otros territorios europeos, se pueden encontrar diferencias importantes, pero se mantiene la necesidad de considerar cada caso y comparar lo que se paga y lo que se obtiene. Así, en Holanda, se pagan 50 euros al año pero sin incluir ningún tipo de seguro, que debe pagarse aparte y se estima en unos 100 euros al mes. En Alemania, los autónomos tendrán que abonar 140 euros cuando se superen los 1.700 netos al mes, además de sufragar  el seguro aparte, cuyo coste estimado es de entre 150 y 200 euros/mes.

En Francia, las condiciones son bastante más favorables, destacando el sistema de cuotas en función de la profesión del trabajador y la exención total del pago durante el primer año, aunque existen límites en la facturación anual.

Los pagos a la Seguridad Social deben cambiar, pero sin basarse en información falsa

Cuando una persona se plantea el alta en el régimen de autónomos de la Seguridad Social, se da cuenta de que se paga una importante cantidad en conceptos de impuestos y seguros sociales. Cuando se revisa un poco el detalle del modelo de la Seguridad Social, es fácil encontrar lagunas y ver cómo algunos casos que hoy en día se producen con bastante frecuencia no se contemplan.

Por ejemplo, uno de los casos que no está bien gestionado es el del autónomo con bajo nivel de ingresos. A día de hoy, a un autónomo con unos ingresos de menos de 300 euros al mes y que no pueda optar a deducciones, destinará toda o la mayor parte de sus ingresos al pago de la cuota de autónomos. Entre lo que se deja de IRPF y la cuota de la Seguridad Social, es fácil deducir que su planteamiento sea que no le compensa trabajar.

Este podría ser el caso de las personas con una segunda fuente de ingresos. Por ejemplo, un asalariado que en su tiempo libre hace algún pequeño trabajo para completar su salario. Ya está pagando una cuota a la Seguridad Social, tanto él como su empresa, pero debe pagar otra cuota por su actividad independiente para poder cumplir. No parece que tenga mucho sentido.

La contingencia por desempleo es otro de los puntos negros de este régimen, dado que su aplicación no tiene sentido en la práctica. Seguro que hay más casos en los que se pueden encontrar lagunas y oportunidades de mejora del régimen especial de los trabajadores autónomos, pero hay que tener en cuenta que las falacias y los bulos no ayudan, sino que generan confusión y desvían al colectivo de profesionales del objetivo, que las cosas cambien a mejor.


ctawf1_post_step1b

En BBVA con tu Empresa | Cómo se realizan los cambios de base de cotización en el régimen de autónomos

Imagen | stevepb