Los seguros en la agricultura: la garantía de tus ingresos sin depender del clima

Agricultura | 30/04/2015

Los seguros en la agricultura dan una estabilidad a los ingresos de los productores y les deja a salvo de las circunstancias meteorológicas.

El sector primario, la agricultura y ganadería, sigue siendo muy importante para nuestra economía. Al margen del ámbito de actividad, presenta una particularidad frente a los otros sectores, y es que trabaja con una previsión de venta que muchas veces por factores externos se puede ver truncada en el último momento. Las inclemencias meteorológicas afectan a este sector de forma muy importante. Por eso, es necesario buscar más cobertura con un seguro agrario que garantice los ingresos de la explotación sin depender de factores externos.

Además del seguro de cosecha, hay otros que debemos contratar de forma obligatoria, como son los asociados a la maquinaria agrícola. Y es que, al igual que hacemos con cualquier otro vehículo, un tractor, una cosechadora, etcétera, necesitan de un seguro obligatorio. Pero además podemos contratar otros para las instalaciones de nuestra explotación agraria. Esto sería el equivalente a los seguros de responsabilidad civil que contratamos en los locales o naves de las empresas. Dependiendo del tipo de producto que tengamos, pueden ser más o menos especializados. Por ejemplo, los seguros para bodegas, para almazaras o para invernaderos que nos protegen ante un problema en estas instalaciones agrarias.

Seguros en la agricultura

Pero sobre todo en el sector interesan los seguros agrícolas, ganaderos, forestales o acuícolas, cuando lo que tenemos que asegurar es una explotación como una piscifactoría o una batea de mejillones, por poner algún ejemplo concreto. En todos los sectores, el seguro cubre el riesgo de quedarnos sin ingresos si se producen diversos factores meteorológicos como heladas, incendios, lluvias torrenciales, sequía pertinaz o vientos huracanados. En algunos casos también nos protegen contra el impacto de embarcaciones, como en las explotaciones acuícolas.

Los seguros agrarios están en parte subvencionados por el Estado y las comunidades autónomas según un plan anual que se publica. La entidad que gestiona estas ayuda para los ganaderos y agricultores es el ENESA. Estos seguros ayudan a estabilizar los ingresos que tendrán las explotaciones, de forma que ante una mala cosecha que ha mermado por inclemencias meteorológicas tenemos una garantía de que no nos quedaremos sin nada.

El ENESA tiene como misión la elaboración del Plan Anual de Seguros Agrarios, en la concesión de subvenciones a los agricultores y ganaderos para atender al pago de una parte del coste del seguro y en la colaboración con las Comunidades Autónomas en estas materias. No se hacen cargo de todo el coste del seguro, sino de una parte para tratar de que a los agricultores y ganaderos les resulte más atractiva su contratación. En función de este plan se priorizan una serie de productos a la hora de asegurar, o se tienen que contratar los planes en determinadas fechas.

Los seguros pueden ser por explotación, por parcela, asegurar la cooperativa o tipo de cultivo, variedad, etc. Después, como en otros ámbitos, existen una serie de coberturas que tendremos que elegir. En la mayoría de los casos se opta por un seguro multirriesgo, que cubra una serie de contingencias, más que por uno concreto que sirva para estar a salvo ante granizo, tormentas o incendios o heladas, pero un viento huracanado nos causaría un gran daño y no estaría cubierto. Por eso es importante evaluar bien las coberturas disponibles.


ctawf1_post_step1b

Más información | BBVA

En BBVA con tu empresa | Cómo Financiar Las Subvenciones De Tu Explotación Agrícola

Imagen |  AnnaER