Qué programas de ayuda existen para fomentar el empleo juvenil

Desempleo juvenil

Pymes | 08/04/2015

Diferentes programas de empleo juvenil luchan por reducir el porcentaje de desempleados dentro de este sector de la población

Uno de los colectivos que más sufren el desempleo son los jóvenes. En muchos casos su falta de experiencia les hace ser automáticamente descartados como candidatos a un puesto de trabajo vacante. Por eso se ha incidido de forma especial en fomentar el empleo juvenil a través de diversos programas. A pesar de que los datos de paro mejoran, no parece que llegue a todos los sectores de población por igual, a pesar de los esfuerzos tanto públicos como del sector privado.

El Gobierno diseñó un Programa Operativo de Empleo Juvenil (PDF) con el que trata de reducir la brecha existente entre los datos generales del paro y los que afectan a este colectivo de jóvenes menores de 25 años que lo sitúan por encima del 50%, una cifra desde luego preocupante que pone sobre la mesa la necesidad de tomar medidas de forma urgente. Algunas ya están encima de la mesa, como las que buscan fomentar el emprendimiento y el empleo juvenil, con un nuevo plan que abarca el periodo de 2013 a 2016 (PDF), con medidas como la tarifa plana de 50€ para hacerse autónomo o los contratos vinculados  la formación.

Programas de fomento de empleo juvenil

El apoyo a las micropymes para que posibiliten esta contratación es clave. También que los más jóvenes tengan información clara de las posibilidades que tienen para encontrar trabajo o mejorar su formación. Para ello se ha creado el sistema de Garantía Juvenil a través del cual se busca fomentar el empleo de este colectivo.

A la vez viene acompañado de una serie de medidas que buscan hacer más atractivos para las empresas a los trabajadores de este colectivo. Entre otras podemos encontrar la siguientes:

  • Nueva bonificación para empresas y autónomos, de 300 euros para la contratación indefinida durante un máximo de 6 meses.
  • Incentivos de hasta el 100% en las cuotas a la seguridad social en los contratos formativos.
  • En el Contrato para la formación y aprendizaje se ha previsto incrementar la bonificación a los costes de la actividad formativa y de la tutorización del trabajador.
  • Los contratos en prácticas contarán con una bonificación adicional del 50%, llegando por tanto al 100% en la actualidad.
  • Se amplia la reducción de la cuota del contrato a tiempo parcial con vinculación formativa a los jóvenes de este sistema de Garantía Juvenil. Esta reducción es del 75 al 100% de la cuota por contingencias comunes por la contratación de jóvenes  sin empleo anterior, con una experiencia laboral inferior a 3 meses o que procedan de otro sector, y que compatibilicen empleo con formación.

A todas estas medidas estatales tenemos que sumarle las correspondientes que impulsa cada comunidad, puesto que financian el 50% del plan y pueden complementarlo con alguna medida adicional para impulsar todavía más el empleo juvenil. Como ejemplo en el caso de Madrid, donde las empresas pueden disponer de ayudas complementarias para la contratación de jóvenes que cumplan con las condiciones establecidas.

El paro juvenil es un fenómeno crónico en España y quizás la solución pasa tanto por las medidas coyunturales para fomentar el empleo joven como también por otras estructurales que faciliten mejor la inserción laboral una vez finalizada la etapa educativa. Este es el reto que tenemos pendiente para los próximos años para no dejar atrás a toda una generación de jóvenes en nuestro país.


ctawf1_post_step1a

En BBVA | Yo soy empleo

En BBVA con tu empresa | ¿Cuándo preferirán los jóvenes emprender un negocio a trabajar como asalariado?

Imagen | Unsplash