¿Qué son los acumuladores de divisas?

Pymes | 03/11/2014

Para cubrir el riesgo del tipo de cambio una buena opción puede ser contratar acumuladores de divisas, si estamos dispuestos a sacrificar nominal por un mejor tipo de cambio.

Los mercados de divisas están bastante revueltos últimamente, el dólar se aprecia, pero el euro parece revotar, aunque vuelve a caer, pero no acaba de enfilar el camino hacia la paridad que vaticinan para el 2017 en Goldman Sachs.

En esta situación, las empresas que importan en dolares se ven en la necesidad de asegurar los inciertos tipos de cambio, para lo cual pueden contratar seguros de cambio, u otro tipo de coberturas para cubrirse frente al riesgo de tipo de cambio.

Es muy importante contar con la ayuda de un banco experto en comercio exterior, ya que nos pueden prestar asesoramiento en este tipo de operaciones.

¿Cómo funcionan los acumuladores de divisas?

Si queremos obtener un precio más ventajoso que con un seguro de cambio y estamos dispuestos a sacrificar certeza sobre el nominal, la contratación de un acumulador de divisas puede ser una buena opción.

Caso del exportador:

Se realiza una venta periódica por parte de la empresa exportadora de una divisa, por ejemplo USD, a un nivel pactado ("el Strike Acumulador"), liquidándose la operación por el total de USD vendidos al vencimiento de la misma y al Strike Acumulador, con independencia del tipo de cambio EUR/USD en dicha fecha de vencimiento.

La operación deja de acumular cuando se alcanza el nivel de Knock Out (KO) fijado.

Un acumulador permite vender a un mejor precio, pero con un nominal que depende de la evolución del cambio Euro / Dolar

Caso de importador:

En este caso se realiza una compra periódica de una divisa por parte de la empresa importadora, de manera que un acumulador permite comprar a un precio fijo más favorable, pero con un nominal que depende de la evolución del cambio Euro / Dolar.

Ventajas e inconvenientes

Las ventajas son que no se paga Prima y que el nivel de venta de la divisa (Strike Acumulador) es mejor que el tipo Forward.

Los inconvenientes de este producto financiero son que la operación deja de acumular cuando se alcanza el nivel de Knock Out, y la falta de aprovechamiento de posibles fluctuaciones favorables de la divisa que recibirá, a partir del Strike Acumulador.

Imagen |  Maria Moreno

En BBVA con tu empresa |  La financiación de las importaciones en euros o en divisas