Requisitos para entrar en el Mercado Alternativo Bursátil

Pymes | 20/04/2017

Las empresas que ya cuentan con un cierto tamaño y liquidez pueden estar interesadas en comenzar a cotizar en este mercado, que tiene condiciones de entrada muy específicas.
No todos los requisitos deben cumplirse en el momento de iniciar el proceso de entrada al MAB
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Llegado cierto punto en el desarrollo de una empresa, una de las opciones para continuar creciendo es la de entrar en el Mercado Alternativo Bursátil –MaB-, que está específicamente enfocado a “empresas de reducida capitalización que buscan expandirse, con una regulación a medida, diseñada específicamente para ellas y unos costes y procesos adaptados a sus características”, según explican desde la web del MaB.

Entre los beneficios de entrar a formar parte del MaB se encuentran las facilidades para obtener financiación, visibilidad y liquidez, así como una mayor valoración de la marca.

Pero para acceder a este mercado primero se deben cumplir una serie de requisitos cuyo cumplimiento implicará al conjunto de la empresa y sus responsables. No hablamos solo de alcanzar ciertas cifras o cumplimentar un proceso burocrático, sino de adoptar como propios esos requisitos:

Transparencia e información

La empresa debe ser consciente de que pasará a estar cotizada en el mercado, por lo que se le exigirán unos niveles de transparencia elevados que implican “un cambio profundo en la mentalidad de los accionistas de referencia, en los órganos de gobierno y sus formas de actuación”.

Esta transparencia también se traduce en “asumir el compromiso de suministro de información semestral y anual, debidamente auditada, requerido por el MaB”. Por lo tanto, la empresa que quiera entrar en este mercado deberá tener claro que comenzará unos procesos de auditoría periódicos.

Designar un Asesor Registrado y Proveedor de Liquidez

Durante el proceso de entrada en el MaB, la empresa deberá crear dos figuras que serán claves en su futuro: un asesor que la ayudará en el proceso de entrada así como durante su permanencia en el MaB y un Proveedor de Liquidez que facilitará la negociación.

Por un lado, el Asesor Registrado es un profesional que analiza a la empresa que va a comenzar el proceso de entrada al MaB pero además, la guía en la elaboración del Documento Informativo de Incorporación.

Por su parte, la entidad designada como Proveedor de Liquidez “deberá ser una empresa de servicios de inversión o una entidad de crédito con la que firma un contrato de liquidez. El objeto de este contrato es favorecer la liquidez de las transacciones, conseguir una suficiente frecuencia de contratación y reducir las variaciones en el precio cuya causa no sea la propia tendencia del mercado”.

Es importante señalar que “el Proveedor de Liquidez actuará con total independencia respecto a la empresa, sin que pueda recibir instrucciones sobre las operaciones que ejecute en el mercado”.

Difusión accionarial

En este punto la web del MaB especifica que “es imprescindible que las acciones de las que sean titulares accionistas con porcentajes inferiores al 5% del capital social, representen un valor estimado superior a dos millones de euros. En muchas ocasiones, las empresas que inicialmente no cumplen este requisito, lo alcanzan gracias a la colocación o venta previa de acciones que realizan con motivo de su incorporación al mercado”.

Es importante señalar que no todos los requisitos deben cumplirse en el momento de iniciar el proceso, la empresa podrá ir cumpliéndolos conforme vaya avanzando en las diferentes fases del proceso de entrada al MaB: planificación, preparación, tramitación, incorporación.

En BBVA con tu empresa | ¿Cómo se valora una empresa?


ctawf1_post_step1a