Cómo se calculan todos los costes de personal

costes de personal

Pymes | 13/03/2012

El cálculo de costes de personal suele olvidar una serie de puntos muy importantes que pueden provocar que las previsiones iniciales de salarios tengan desviaciones cercanas al 50% respecto al coste final que nos toca afrontar.

<p >Una de las principales tareas de cualquier plan de negocio o de cualquier modelo de gestión empresarial es el control y cálculo de todos los costes de personal. Normalmente, el cálculo de costes de personal suele olvidar una serie de puntos muy importantes que hacen que, desde la previsión inicial de salarios al coste final que realmente tiene que afrontar la empresa por cada empleado, aparezcan desviaciones cercanas al 50% del presupuesto inicial. <p >A la hora de realizar cualquier cálculo de coste de personal, debemos considerar como mínimo los siguientes factores como partes integrantes del coste asociado a cada trabajador que está en la empresa.<h2 >El salario bruto, pagas extras y las vacaciones

El primer punto y más importante de los costes de personal es el salario bruto mensual. Este salario, es la cantidad bruta que se le paga a cada trabajador mensualmente y de dicho salario, el propio trabajadro pagará su parte proporcional a la Seguridad Social y sus retenciones al IRPF.

En el salario bruto mensual debemos considerar también el cálculo de las pagas extras. Si en nuestra empresa estamos pagando mediante las tablas fijadas por nuestro convenio colectivo, basta con realizar el cálculo oportuno. En caso de que en nuestra empresa paguemos por encima del convenio colectivo, deberemos estimar otras dos pagas extras más.

Por ejemplo, supongamos que yo pacto con un trabajador un salario mensual bruto de 1.500 euros mensuales más dos pagas extras al año. El coste anual total sería de 21.000 euros y un coste mensual real de 1.750 euros mensuales. Consejo práctico, los salarios que se paguen por encima de convenio siempre deben pactarse sobre el salario bruto y nunca sobre el salario neto a percibir por el trabajador.

Tengamos en cuenta que cada trabajador tiene unas condiciones personales y familiares diferentes y que su retención por IRPF va a ser diferente.

La Seguridad Social a cargo de la empresa, el segundo gran coste

El siguiente gran gasto asociado que debemos hacer frente es la Seguridad Social a cargo de la empresa. Este gasto tiene un porcentaje que oscila entre el 31% al 35% del salario bruto mensual incluyendo las pagas extras. Como vemos, si un trabajador tiene un salario bruto de 1.750 euros, la seguridad social que tenemos que pagar por este trabajador oscila entre 542 a 612 euros todos los meses.

Además de estos dos grandes costes, debemos considerar el coste de las vacaciones si tenemos que realizar sustitución del trabajador titular durante sus ausencias. Por ejemplo, si estamos en un sector que requiramos una persona sustitua por 30 días, al coste global del primer trabajador tenemos que sumarle un mes más en todos los costes.

Formación, salud y seguridad en el trabajo

La contratación de un trabajador implica el cumplimiento de la legislación vigente en prevención de riesgos laborales. Por cada trabajador contratado, tenemos que dotarlo de las oportunas medidas de seguridad para que desempeñe su puesto de trabajo y además tenemos que realizar un reconocimiento médico anual para comprobar que la salud de nuestro trabajador es apta para el desempeño laboral.

Estos costes, tienen un importe aproximado de unos 150 euros anuales, aunque debemos determinar para cada puesto de trabajo concreto, cuáles son los elementos de protección individual (EPI). Por ejemplo, un trabajador del sector de la construcción tiene una equipación de EPI muy superior Reconocimientos médicos y sistemas de protección individual.

Provisiones para despidos, bajas y seguros obligatorios

La empresa debe considerar un coste mensual para un hipotético despido improcedente del trabajador, suponiendo un contrato indefinido. Esta cantidad equivale a unos 3 días de salario por mes actualmente y además, debe tener en cuenta el riesgo de baja por enfermedad y la sustitución que se pudiera originar. El consejo más útil es considerar un coste adicional de 5 días por mes de salario. En nuestro caso, unos 290 euros mensuales.

<p >En el caso de seguros por accidentes, la mayoría de convenios colectivos obligan a un seguro de accidentes y muerte del trabajador. El coste de estos seguros dependen del sector de actividad de la empresaq y oscilan desde 35 euros a 100 euros anuales.

Coste de inmovilizado, herramientas y desempeño laboral

El trabajador va a necesitar contar con un equipamiento suministrado por la empresa en función de su puesto. Por ejemplo, es usual dotar a un comercial de vehículo, teléfono móvil y ordenador portátil. A otros trabajadores, se le suministran herramientas, uniformes o cualquier otro elemento necesario para que pueda llevar a cabo su trabajo.

Estos costes estarán ligados directamente a la propia actividad y al puesto pero son unos costes realmente importantes para muchos puestos de trabajo, costes que rara vez se cuantifican a la hora de dar entrada a un trabajador en la empresa.

La regla de los dos tercios en los costes de personal

<p >Existe una regla no escrita que extrapola muy bien toda esta amalgama de costes. Normalmente, el coste mensual de un trabajador es un 66% más de su coste mensual con las pagas extras incluidas. En nuestro caso, el trabajador tiene un salario bruto mensual de 1.750 euros, por lo que su coste mensual para la empresa es de 2.900 euros. Esta regla nos puede servir para realizar un cálculo de costes rápido y para comprobar en cualquier plan de negocio si se han cuantificado correctamente todos los costes de personal.

Imagen | Images of money