Tributación en la renta del 2014 para arrendadores e inquilinos

Autónomos | 04/05/2015

La tributación del alquiler es un tema que interesa a arrendadores y arrendatarios. Los primeros buscarán aplicar todas las deducciones permitidas; y los inquilinos, si han alquilado antes del 1 de enero de 2015, también tendrán derecho a deducciones en el IRPF.
A partir del 1 de enero de 2015 los nuevos arrendatarios no podrán desgravar por el alquiler de su vivienda habitual.
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Con la reforma fiscal, la deducción por alquiler desaparece en 2015, de forma que sólo podrán seguir desgravando los alquileres firmados antes del 1 de enero de 2015. La renta 2014 es, pues, el último ejercicio en el que los arrendatarios podrán desgravar por el alquiler de su vivienda habitual. 

La tributación de los arrendadores en el IRPF

Los rendimientos procedentes del arrendamiento de una vivienda constituyen para el arrendador un rendimiento de capital inmobiliario, cuyo importe es determinado restando de los ingresos los gastos deducibles y aplicando sobre esta cantidad, en los casos que proceda, determinadas reducciones.

Es importante que tengamos en cuenta que si el arrendamiento se realiza como actividad económica las cantidades obtenidas no tienen la consideración de rendimientos del capital inmobiliario, sino de actividades económicas. Para que el arrendamiento se considere una actividad económica, deben concurrir las siguientes circunstancias:

  • Que en el desarrollo de la actividad se cuente, al menos, con un local exclusivamente destinado a la gestión de los inmuebles arrendados.
  • Que exista, al menos, una persona empleada con contrato laboral y a jornada completa, para el desempeño de dicha gestión.

En el caso de que el arrendador tenga que pagar importes elevados en el IRPF, tiene la opción de financiar el pago del impuesto, existiendo para ello préstamos especializados en el pago de impuestos en las mejores condiciones.

¿Qué porcentaje de deducción se puede practicar el inquilino de una vivienda habitual en 2014?

Los inquilinos o arrendatarios de una vivienda habitual podrán deducir el 10,05 por 100 de las cantidades satisfechas en el período impositivo, siempre que su base imponible sea inferior a 24.107,20 euros anuales. La deducción por alquiler de vivienda se compone de dos tramos, uno estatal y otro autonómico, por lo que, si bien una deducción se aplica en todo el territorio nacional, la otra depende de cada Comunidad Autónoma.

La base máxima de esta deducción es de:

  • 9.040 euros anuales, cuando la base imponible sea igual o inferior a 17.707,20 euros anuales.

  • 9.040 - [1,4125 x (BI - 17.707,20)], cuando la base imponible esté comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales.

Los contribuyentes cuya base imponible, en los términos anteriormente comentados, sea igual o superior a 24.107,20 euros anuales, en tributación individual o en tributación conjunta, no podrán aplicar la presente deducción.

En BBVA con tu empresa | Cómo financiar nuestros impuestos

Imagen |Marcin Wichary

 

ctawf1_post_step1a